RESONANCIA MAGNÉTICA MAGNETOM AERA, DE SIEMENS

ENOVA cuenta ya con la Resonancia Magnética MAGNETOM AERA, el último lanzamiento de Siemens considerado tecnológicamente uno de los más avanzados del mundo, y el mejor y más nuevo de los fabricados por esta compañía, de los que por ahora existen no más de 5 unidades en todo nuestro territorio nacional.

Los pacientes ya no sufrirán claustrofobia y podrán permanecer tumbados o con las rodillas flexionadas, porque el arco que se desplaza a lo largo de su cuerpo estará separado a 70 centímetros de su cabeza.

El equipo, de 1.5 teslas (frente a los 0.2 teslas que tienen la mayoría de los equipos de otros centros privados de nuestra Comunidad)  emplea la tecnología TIM (Total Imaging Matrix) 4G, la última generación de bobinas de Siemens, que permite alta resolución espacial y temporal.

Por esta razón, y debido a la buena relación señal-ruido, la tecnología TIM 4G ofrece una imagen de excelente calidad, muy superior al resto de resonancias magnéticas que existen en el mercado actualmente, realizando las pruebas a los pacientes  con mayor rapidez que las demás máquinas lo que permite reducir sustancialmente el tiempo en que éstos deben permanecer en el interior del equipo.

El MAGNETOM AERA puede ser utilizado para un amplio abanico de aplicaciones, desde el diagnóstico de cualquier problema de traumatología, hasta exámenes dinámicos del área abdominal, cerebro, corazón, mama, pediatría avanzada, etc. frente a la mayor parte de los equipos  existentes en la sanidad privada de Castilla La Mancha, de inferior calidad, que normalmente solo pueden realizar pruebas de traumatología por regla general.

Para reducir la complejidad de estos exámenes, el escáner está equipado con la solución de Siemens DOT (Day Optimizing Throughput), que permite seleccionar de manera rápida y sencilla la mejor estrategia de escáner, basándose en las condiciones físicas del paciente y las indicaciones clínicas. Los usuarios son guiados a través del examen paso por paso, y en ciertas situaciones críticas, se ofrecen ayudas para facilitar la toma de decisiones.

En conclusión, gracias a las tecnologías TIM y DOT, unidas en un mismo equipo, se pueden realizar imágenes de la máxima calidad en menos tiempo, lo que permite al médico disponer de las máximas garantías a la hora de emitir su diagnóstico por la perfección de la imagen, que evita posibles errores de diagnóstico como puede ocurrir en máquinas de menos calidad o, al menos, se evita el tener que repetir las pruebas, como también suele ocurrir con equipos de inferior tecnología.